14 febrero 2008

Flechazos

Por Valentín Arenas Amigó

La ideología marxista le impide hacer una política económica de estímulo a la producción lo que ahuyenta a los productores quienes no se convencen de que en un régimen socialista hay que producir sin aspirar a tener beneficios. Por amor al prójimo. Eso solo lo hacen los nuevos ricos de la oligarquía oficial. La incapacidad es el otro problema. Los ciudadanos capaces no se prestan para involucrarse en un gobierno cuya ideología lo lleva hacía el fracaso. Entonces son los menos capaces los que, pasando por revolucionarios, se cuelan en los cargos burocráticos con la consecuencia de que todo el país resulta la víctima. Los homicidios y los secuestros no hay quien los pare. Las viviendas prometidas desaparecieron del panorama. La corrupción galopa como caballo en sabana. La producción de barriles de petróleo cada día decrece más… Las policías abren una investigación que nunca se termina y el finado no resucita pues fue sepultado. Esto parece no importarle a nadie. Carreño fracasó. Ahora Rodríguez Chacín no tiene que hacer mas promesas sino eliminar los homicidios. Hechos, no palabras, para un pueblo que ya está cansado de tantas promesas incumplidas. Hasta cuando…

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.