02 febrero 2008

El ilegítimo

Por Valentín Arenas Amigó

La legitimidad del Golpista-Presidente Hugo Chávez duró poco-desde Diciembre 1998 hasta Agosto 15 del 2004- o sea, cinco años y algo más. En efecto, la solicitud masiva de su renuncia frente a Miraflores el día 11 de Abril de 2002 fue ratificada el año siguiente (Febrero 2003), cuando en el Firmazo de los 3.600.000 que habían votado por Chávez en Diciembre del 98, 3.500.000 firmaron solicitando el Referendo Revocatorio, lo que quiere decir que querían revocarle el mandato otorgado en 1998.

Esto prendió la alarma y luz roja en el régimen, quien se preparó para ganar el Referendo “como fuera” con la asesoría de Smarmatic y Carrasquero de Presidente. Fue así como la fuerte tendencia para revocarle el mandato quedó reversada cuando el C.N.E. el 15/08/04 le otorgó al NO los votos del SI (5.700.000) y al SI los obtenidos por el NO (3.9 millones). Ganó el NO y el Teniente Coronel inició entonces un gobierno de facto. Esta gracia, que fue una desgracia para el país pues aceleró su destrucción a través de una pésima gestión de gobierno y la siembra de la confrontación, le fue perdonada por los actores políticos y económicos que nada hicieron para iniciar una resistencia activa pacífica que manifestara el rechazo total al fraude ocurrido. Aceptaron su consecuencia: plegarse un gobernante de facto.

Ahora, después de lo sucedido el 2 de Diciembre, cuando la ilegitimidad se confirmó parece que va siendo hora de organizar a la Sociedad Democrática para practicar la resistencia pacífica que antes no se hizo. ¿O es que nos vamos a conformar con ser gobernados para siempre por un gobernante de facto? El triunfo del NO el 2 de Diciembre nos dió un mensaje bien claro: unidos somos invencibles y el fáctico es derrotable. Entonces, ¿por qué no iniciar esa resistencia con algo tan simple y demoler, de una vez, a quien vive colgado de la publicidad volteándosela patas arriba?

Es fácil hacerlo. Algunas sugerencias siguen. El Socialismo Siglo XXI, ya sepultado, desaparecerlo publicitariamente promoviendo la Democracia Social Siglo XXI. El lema Patria, Socialismo y Muerte debe sustituirse por el de Patria, Democracia y Vida pues el Socialismo y la Muerte fueron rechazados por el Soberano. Al Poder mal llamado Popular nombrarlo el Poder Impopular pues ya se vio que lo que se pretendía con la Reforma era dejar al pueblo sin derechos y sin poder. Los mal llamados Ministerios deben identificarse como lo que realmente son, Oficinas del Autócrata, y los Ministros son “los encargados” de manejarlas. El Poder Moral es realmente un Poder Inmoral, integrado por el Descontralor de la Corrupción, el Persecutor de la Disidencia y el Defensor Durmiente de los Derechos Humanos. El Tribunal Supremo de Justicia, dada su parcialidad manifiesta, bautizarlo como Tribunal Supremo de la Injusticia (T.S.I.). La FAN conserva su nombre original porque el Soberano negó lo de bolivariana. Al Bs.F se le debe empezar a llamar el Bolívar F.F. (Bolívar fo fo) porque de fuerte no tiene más que el nombre. La Reforma Constitucional, en contra de lo que quería el Libertador, buscaba la reelección indefinida por lo que debe identificarse a la Revolución como antibolivariana o simplemente La Revuelta, pues es contraria al pensamiento de Bolívar. La consigna “Con Chávez manda el Pueblo” debe sincerarse con otra que refleje mejor la realidad: “Con Chávez manda Chávez y nadie mas”. Y al Imperio hay que reconocerlo como el “Trapo Rojo” que se utiliza para perseguir a la disidencia legítima y ocultar la pésima gestión del gobierno en todas sus áreas.

EL 2 de Diciembre se demostró que somos la mayoría. Pareciera normal que empecemos, de una vez, a llamarle a las cosas por su nombre real aunque solo sea para evitar las confusiones y engaños del Populismo Publicitario (P.P.).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.