14 febrero 2008

Infierno

Por Nelson Maica C.

¿Círculo vicioso? Desarrollo y Libertad. Libertad y Desarrollo. ¿Cuáles son, cómo se llaman, en donde están y quién evalúa las instituciones que garantizan el desarrollo y la libertad en Venezuela? ¿El gobierno y/o la oposición? ¿El pueblo, solamente en cada elección? ¿Cómo lo hace? ¿Cuáles los instrumentos que usa? ¿De donde salieron? ¿Por qué no se debate públicamente sobre ellos, entre la oposición y el régimen, en la misma proporción para todos, por lo menos, sobre esos mecanismos e instituciones y, contribuir así, a evaluar la libertad y el desarrollo?

Para algunos estudiosos las instituciones que respaldan la libertad y el desarrollo son, entre otros, el mercado, el sistema democrático, los medios de comunicación, los sistemas de distribución publica. Para nuestros efectos, ahora, con estas instituciones, como ejemplo, son suficientes. Veamos.

Mercado. Se ha escrito mucho sobre él. Se le atribuye toda suerte de “bienes” y de “pecado social” y “más allá”, supongo que hasta exceso de crítica para “adentro”. En el actual régimen político es el malo del cuento, pero se “juega” con eso en materia internacional. Está en la mira del socialismo, comunismo trasnochado que pregonan inconstitucionalmente voceros oficiales y sus verdugos voluntarios. Pero, en realidad, en la práctica, es un mecanismo que viene desde muy lejos, atrás, antes de los utópicos, antes de los socialistas, comunistas, con la historia misma, mediante el cual las personas intercambian y realizan actividades de las cuales se benefician. Todos en la cadena del mercado se benefician. Es un mecanismo, como mecanismo, beneficioso. Y esto no lo puede negar el socialismo, comunismo. Es práctico y fáctico.

Quien esté mejor preparado para usar el mercado, indudablemente, que obtendrá mayores beneficios. Hay que conocerlo, estar informado suficientemente, conocer sus reglas, sus alcances, potencialidades, exigencias, oportunidades, riesgos, etc. Los que disponen de ese conocimiento tienen ventajas, indudablemente, y si son quienes tienen mas recursos, entonces, les ira mejor. El problema no es el mercado como tal. El problema es el conocimiento y las oportunidades.

¿Por qué los socialistas, comunistas del régimen actual atacan el mercado si se sirven de él? ¿Por qué lo regularon internamente, lo reglamentaron con la fijación de precios que atentan contra la producción y el consumo? ¿Por qué en vez de cuestionar el mercado y regularlo, la acción del régimen no se dirigió a mejorarlo, hacer que funcione adecuadamente, equitativamente y con la participación armoniosa de los involucrados? ¿Por qué distorsionó el mercado politizándolo e ideo logizándolo? ¿Por qué introdujo al factor militar, totalmente ajeno al mismo, en él? ¿Por qué permite tanta corrupción en él?

Si bien es cierto que el funcionamiento del mercado, en cierta medida, esta relacionado con las políticas publicas y sociales que implemente un régimen, no es menos cierto que su finalidad esta dirigida a satisfacer las necesidades de la población, en la producción, almacenaje y conservación, distribución y consumo de bienes y servicios.

Todo país en busca de su desarrollo necesita incentivar políticas públicas que permitan mayores oportunidades a la población. ¿Por qué han avanzado los países desarrollados? Entre otras razones, porque son grandes mercados. En esos países funcionan las instituciones. Funcionan los mercados. Se respetan las libertades. La democracia plural es estable. Funcionan mecanismos sociales y de participación. Funciona el sistema judicial, malo o bueno para cada quien, pero funciona. Hay seguridad jurídica. Hay respeto a la propiedad individual, privada y colectiva. Hay preparación formal e informal. El sistema democrático protege la libertad. Las grandes economías contemporáneas tienen e impulsan grandes mercados.

¿Qué otras cosas puede ver usted en la historia de los países que hoy se presentan como ricos, relacionadas con el tema? Se puede ver una permanente atención a la educación, a la salud, al campo y su producción de manera muy consistente, a las comunicaciones y a la seguridad. Y da la impresión que todas las oportunidades sociales y de progreso tuvieron mucho que ver con estas atenciones consistentes y permanentes. Las personas participaron activamente, directamente, en el proceso de expansión económica.

Pero, ahora, aquí, por el contrario, todo esta regulado. Todo lo pretende dirigir una sola persona, así, manda a los demás, como verdugos o esclavos y cuanto han conseguido en diez años es “montar” un “infierno” seguro para el pueblo venezolano. Infierno que esta a punto de quemarlo. ¿Cuándo volverá algún progreso? ¿Cuándo volverá algún desarrollo? ¿Cuándo volverá la libertad?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.