22 febrero 2008

Betancourt: una vida de lucha a través de sus citas

Por José Alberto Medina Molero

a María Teresa Romero


“Betancourt siente, piensa
y habla en venezolano”.

Francisco Herrera Luque


La enorme personalidad de un hombre como Rómulo Betancourt ha gravitado sobre la vida venezolana por más de 70 años, su quehacer infatigable ha significado para el país no pocas transformaciones, las más de ellas provechosas. Pocos elementos definen mejor al hombre (solo superado en esencia y contundencia por sus ejecuciones) que sus pensamientos, los cuales en un político “fundador” de nuevas estructuras y movimientos son más que emblemáticos y esclarecedores, por lo que tienen de lenta maduración conceptual y de carga idealista y constructiva. En discursos, misivas, artículos, libros y ponencias, fue Rómulo Betancourt, de quien celebramos cien años de su nacimiento, pródigo y coherente (aunque en ocasiones por naturaleza humana tenga que contradecirse), penetrante y racional, ardoroso y reflexivo, valiente para reconocer yerros y para enfrentarse a las calamidades, humano para dolerse de la situaciones más disímiles y amargas. Sirvan las siguientes citas para ilustrar estos adjetivos, y para hacer una especie de Zapping a la vida de luchas constantes de este personaje fundamental de Venezuela (combatido por muchos y seguido por otros tantos en esa gesta de transformación por él iniciada). Un personaje creativo y ardiente como la palabra que hace vivir y desear nuevas y mejores realidades.

“Nuestra revolución debe ser social y no meramente política. Liquidar a Gómez y con él al gomecismo, vale decir, al régimen latifundista-caudillista, entraña la necesidad de destruir en sus fundamentos económicos y sociales un orden de cosas profundamente enraizado en una sociedad donde la cuestión de la injusticia esencial no se ha planteado jamás”.
(1931, en el texto del llamado Plan de Barranquillas).

“Si contra estos sectores, nativos e injertados en nuestra sociedad insurgimos, si contra lo que significa hoy o mañana, arbitrariedad y explotación insurgimos, es interpretando lealmente las apetencias populares, las necesidades y anhelos de la multitud. Con ellos estamos”.

(1932, “Con quién estamos y contra quién estamos")



“Yo no escogí la política, la vida me echó ahí… y ahí vamos para adelante”.

(1936)

“Nuestro movimiento (ORVE) no suscita y se opone enérgicamente a que se plantee en Venezuela la antítesis de militarismo contra civilismo. El ejército deber uno de los instrumentos más eficaces de la necesaria unificación nacional. Queremos para las Fuerzas Armadas como cuerpos representativos y responsables de la defensa nacional, una modernización técnica que las haga más eficientes. El pueblo debe ver en su Ejército-que no está ni debe estar al servicio de ningún grupo social ni político determinado- el brazo vigilante de la Nación”.
( 1936 )

“Crear una economía nuestra, vitalizando la producción agrícola y ganadera mediante la reforma agraria, el crédito barato, las seguridades del mercado y la dirección técnica del Estado; impulsar la industrialización del país; romper progresivamente las ligazones que nos atan y subordinan, como Nación y como Estado, a la alta finanza internacional y rescatar de la miseria, la explotación y el abandono a las clases trabajadoras del país”.

(1940, de uno de sus discursos recogidos en un libro durante su exilio en Chile)


“Nos reincorporamos a la actuación pública sin rencores personales contra nadie, menos impulsivos que ayer, compenetrados mejor de la realidad venezolana, más saturados del sentido de nuestra responsabilidad social. Empero, animados de la misma pasión de justicia, de la misma fe en Venezuela, de la misma vocación democrática, de la misma convicción profunda de que el pueblo será el principal artífice de una patria lograda, que dio sentido a nuestra labor política en el ya histórico 1936”
( 1941, mitin de lanzamiento de AD)

“Nunca nos hemos arrepentido quienes fuimos actores en el episodio del 18 de Octubre de 1945 de nuestra participación en él. Creemos, además y así será generalmente reconocido cuando se enjuicie en perspectiva de tiempo la labor del gobierno surgido de él, que será apreciado ese período como un hito de progreso en la historia nacional y como un cambio hacia lo mejor que estaba reclamando el país”.
(1948)

“Hubo errores y hasta injusticias en los procedimientos aplicados, aun cuando la iniciativa misma era raigalmente justo y respondía al reclamo de la mayoría determinante de los venezolanos”

(1948, en ocasión del tercer año de La Junta Revolucionaria de Gobierno)

“Resulta evidente que América no puede adoptar una actitud de distraída indiferencia ante el auge de regímenes totalitarios…mientras no hay sinceridad democrática y efectividad del régimen representativo de gobierno en todos los países, el sistema panamericano carecerá de adhesión colectiva”.
(1948)

“Te escribo en una de las horas peores de mi vida. Le he pedido a los compañeros que me dejen solo, y no quiero hablar ni pensar, sino estar conmigo mismo, rumiando esta áspera tristeza. Pero me he puesto a escribirte..Por eso puedo hablar contigo a distancia y consolarme yo un poco tratando de consolarte a ti. Tengo fama de duro, y acaso la necesidad de cumplir una tarea venezolana me impuso la obligación de serlo. Pero detrás de ese robot para la exportación hay un sentimental. Un poco como era Alberto. Y por so te aseguro que cuanto pierden Venezuela y el partido con su muerte se me desdibuja ante la idea de que he perdido a mi mejor amigo”.

(1953, carta en oportunidad de la muerte de Alberto Carnevali)

“ Hay mayor paralelismo entre la salida de escena de Perón y la de Benito Mussolini. Y ello a nadie puede sorprender. El histrión rioplatense vio siempre su arquetipo político en el Histrión mediterráneo. Tenorio éste, payador aquél: insondablemente cínicos y definitivamente cursis los dos: ambos con la cabeza llena de cucarachas “doctrinarias” y de un intelectualismo ramplón, y uno y otro simulando siempre lo que nunca tuvieron: vocación para la vida heroica. Les interesaba el Poder como oportunidad para disfrutar de ventajas materiales y para abrirle cauce a una enfermiza megalomanía exhibicionista. Y como no tenían fe en ellos mismo , ni eran sinceros cuando oficiaban de Mesías ..dieron ambos menguadas pruebas de cobardía en las horas postreras de u vida política.”

( 1955, Fragmento de un artículo sobre la caída de Juan Domingo Perón )



“Esas relaciones estuvieron teñidas de una desconfianza de Gallegos hacia mi tan infundada como deprimente, para él que la sentía como para mi que apreciaba en forma de hechos reiterados y visibles. Y no me cabe la menor duda de que alguna parte del éxito de la militarada se debe a la brecha que los enemigos de la democracia y de la decencia pública y de las libertades civiles lograron introducir entre Gallegos y yo …Frente a la exigencia de Gallegos adopté una actitud absurda, políticamente , pero explicable por el fondo de hombre sentimental que hay en mí, oculto tras una máscara de dureza, y hasta de rudeza..En vez de dar la pela y plantear el problema a la dirección del Partido y quedarme en Venezuela, me fui como huido. Ni siquiera por La Guaira quise salir para evitar despedidas…”

(1956, en una carta a su compañero de Partido, Ricardo Montilla ).


“ Nos hemos convencido todos que el canibalismo político, la encendida pugnacidad de la lucha política, le barre el camino a la barbarie para que irrumpa y se apodere de la República (…) quisiera opinar que ha llegado el momento de que los problemas de Venezuela, sean estudiados y analizados por un equipo de personas de todas las ideologías políticas, asesorado por técnicos capaces , por economistas, por sociólogos, por ingenieros y que ese quipo elabore un plan escalonado para muchos años, de la sobras, jerarquizándolas por su necesidad , en fin , planificar a fin de forjar una Venezuela para siempre y no una Venezuela transitoria, asentada sobre la movediza arena de una sustancia que se agota, el petróleo.”

(1958, Discurso al regresar al país )

“Desde el hospital (…) adonde me habían hecho curas de urgencia y después de haberle descubierto a la vida una dimensión nueva, animal sano como siempre había sido, la del dolor físico, me hice trasladar a Miraflores (…) en una camilla, ambas manos como guindajos de carne quemada; la cara deforme; escasa la visión; oyendo poco (…) Le había pedido a mis médicos (…) que buscaran la forma de contrarrestarme los efectos de la morfina y otros sedantes. Necesitaba llegar alerta, lúcido a Miraflores (…) Esa misma mañana (..) hice el esfuerzo laborioso de grabar un mensaje al país, para ser radiado. El labio superior tenía una herida y al modular las palabras sentía un dolor agudo. El mensaje pudo salir al aire, sin embargo”.

(“El atentado de Los Próceres” perpetrado en 1960 y descrito por Betancourt en el libro de ese título ).




“La seriedad y magnitud de las divergencias internas de nuestro partido son inocultables. Pero más que esas enconadas pugnas nos está corroyendo, y amenaza con desintegrarnos, la quiebra de los valores éticos que han dado fisonomía inconfundible, y suya a nuestra organización. La falta de ética, sucia marca que pudrió al autenticismo cubano, al M.N.R. boliviano, está penetrando, o ha penetrado ya, en diversos niveles organizativos de AD”

( 1967, Carta dirigida a dirigentes del CEN de AD).

“Por mi parte, lo único que políticamente me interesa es que ustedes encuentren una fórmula de avenimiento, por el bien del País y de AD. No aspiro a posiciones ni honores de ninguna clase. Mi puesto en la historia-grande, mediano o pequeño- ya lo tengo adquirido, “lo bailado no me lo quita nadie” para decirlo con la malicia gaucha de Martin Fierro…Lo cierto hoy es que el Partido está dividido y dándole al país el feo ejemplo de su anarquía interna, yo he tenido y tengo un dolo intimo mezclado de vergüenza..yendo dos candidatos de AD las elecciones se perderían y ambos grupos, por el carnaval de injurias que escenificarían, quedarán cubiertos de descrédito . Todo ello dando por sentado que un nuevo 24 de Noviembre no ponga cese a la guachafita.”

(1967, en carta que respondía una misiva que le fue remitida por Luis Beltrán Prieto Figueroa ).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.