09 febrero 2008

Los think tanks latinoamericanos

Diario La Nación (Argentina)

Cippec y CARI, entre los mejores dentro de América Latina.

No es por su soja, ni por el dulce de leche, ni siquiera por la tristemente célebre viveza criolla. La Argentina se destaca en el nivel mundial por el número y la calidad de sus think tanks o usinas de ideas.

Según un estudio realizado por la Universidad de Filadelfia, en la Argentina funcionan dos de las cinco mejores usinas de ideas políticas de América latina. Además, es el país con más think tanks en la región y se encuentra octavo en el nivel mundial.

La expresión en inglés think tank se traduce como "tanque de ideas", aunque se la conoce más como "usina de ideas". El estudio de la Universidad de Filadelfia las define en particular como "organizaciones de investigación, análisis e implementación de políticas públicas", productoras de materiales que permiten a las sociedades estar más informadas a la hora de tomar decisiones.

El trabajo contiene las conclusiones de un proyecto a cargo del profesor James McGann, director del Programa Think Tanks y Sociedad Civil de esa universidad, que tiene como objetivo identificar a los mejores think tanks del mundo y elaborar un listado por región.

Según el estudio, las organizaciones argentinas Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) y Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) son dos de los cinco mejores think tanks de América latina. Completan la lista la Fundación Getulio Vargas, de Brasil; el Instituto Apoyo, de Perú, y la organización Libertad y Desarrollo, de Chile.

De los 5080 think tanks que existen en todo el mundo, 408 (el 8,03 por ciento) se encuentran en América latina, pero 100 de ellos funcionan en la Argentina. Con ese número, el país ocupa el octavo lugar en el nivel mundial y el primer puesto de la región, seguido por Brasil, con 38 think tanks , y Chile, con 30.

"McGann es el académico que más trabaja el tema en el mundo, y el ranking se elaboró preguntando a todos los think tanks y a referentes de opinión internacional cuáles eran las organizaciones más influyentes fuera de Estados Unidos", explicó a LA NACION Nicolás Ducote, director ejecutivo del Cippec, una organización que analiza y promueve políticas públicas que fomenten la equidad y el crecimiento.

"Es un premio a una nueva generación, porque el Cippec, con sólo 7 años de vida, está integrado por jóvenes", contó Ducote.

Con otro perfil, desde hace casi 30 años (los cumplirá en junio) el CARI es un lugar de discusión de política internacional donde participan diplomáticos, académicos y políticos. "Nuestra agenda varía de acuerdo con la agenda mundial", explicó José María Lladós, secretario académico del CARI, en ausencia de su presidente, el ex canciller Adalberto Rodríguez Giavarini.

El estudio menciona otros siete think tanks locales: Instituto Torcuato di Tella (ITDT), Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes), Fundación Atlas y Fundación Libertad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.