31 marzo 2008

A, B, C, oposición

Por Nelson Maica C.

“La opinión pública es un poder al que nada resiste”.
Napoleón Bonaparte


¿Deberíamos formularnos la siguiente pregunta? ¿Qué entendemos por “oposición política” en Venezuela? Al primero que se lo consulto me contesta de inmediato: “enfrentamiento, confrontación, negación, cualquiera que sea su intensidad, con relación a una actitud y/o planteamiento político”. Otro, sin terminar la interrogación, contesta: “oposición a este gobierno tal por cual, etc”. Y un tercero razona: “es lo que no se hace contra el gobierno en estos momentos y no me explico el por qué”. Nada fácil lograr una definición. Todas tienen algo de realidad y todas tocan aspectos interesantes.

Podríamos decir, en general, que entendemos por Oposición Política en Venezuela el desacuerdo con los actos de gobierno; también, identificamos como oposición política a toda organización, grupo, partido político, persona que disiente, critica, denuncia, impugna los actos de gobierno. Que se opone a la política del gobierno y a quienes lo secundan, teniendo la posibilidad inmediata o no de acceder al gobierno; pero es la alternativa electoral de acceder al poder.

La oposición goza de una posición política privilegiada porque ejerce un control democrático sobre el poder mediante la investigación, denuncia y presión para la corrección de los actos del gobierno y del poder con la opinión pública y movilización de masas. La oposición en una democracia plural viene a ser como un “gobierno en la sombra”. La oposición, generalmente, designa una cabeza o un equipo o portavoz y a su vez elige a quienes fiscalizan las tareas y actos de cada uno de lo miembros del alto, medio y bajo gobierno para ejercer la critica responsable y mostrarle, así, al pueblo y a los electores, en particular, las intenciones, compromisos y comportamiento de la oposición que va próximamente para el gobierno.

¿Está identificada la oposición en Venezuela? Aparentemente si. Afirmo aparentemente porque mientras el gobierno parecía mayoría la oposición era menor y se notaba poco; pero cuando el gobierno pierde popularidad la oposición aumenta y, afirman algunos, que su actuación es insuficiente. ¿Cuándo y cuanto es suficiente? ¿?

El papel de la oposición en una democracia plural queda definido el mismo día de las elecciones. El pueblo con su voto establece los roles: gobierno y oposición. En cambio en los estados no democráticos, como el actual, la oposición se nutre con los ciudadanos que de manera decisiva se oponen al gobierno, con organizaciones que así lo manifiesten, abiertas y/o en la clandestinidad, con los medios de comunicación que publican información que el gobierno quiere censurar. Los partidos políticos en oposición generalmente se acercan a otros grupos, sobre todo, minoritarios que han perdido impulso y que disienten del gobierno. Estos comportamientos no son nada nuevo, vienen desde la democracia griega antigua. Polis ateniense.

¿Cuál tipo de oposición tenemos en Venezuela? Nada fácil abordarlo. ¿Por sus ideas y/o doctrinas? ¿Por el “camino” y/o “método” escogido, seleccionado, para “cambiar” y/o “acceder” y/o “tomar” y/o “colocarse” en el “poder” y/o “tumbar esa oligarquía” y/o “esa forma de gobierno” y/o “esos lacayos del comunismo, socialismo” y/o “esos robolucionarios”, etc., etc. ¿De cual forma? ¿Pacifica? ¿Violenta? Le invito a un ejercicio de imaginación e intente usted definir cual tipo de oposición cree que tenemos los venezolanos en estos momentos. Por favor, hágalo.

¿Cuánta importancia tiene para usted la oposición política en estos momentos? ¿Muy importante? ¿Regular importancia? ¿Ninguna importancia? Medítelo un poco por el bien de todos. La oposición política de hoy, en general, se ha nutrido de todas las corrientes humanistas, así como también de cuanto hoy conocemos como cultura política, de los derechos de los gobernados, de las formas de gobierno y de los estados. La oposición generalmente se muestra organizada, en las democracias plurales, en forma de partidos políticos cuyo objetivo fundamental es acceder al gobierno y ejercerlo, dirigirlo, nombrar los funcionarios públicos, administrar los recursos, etc., dentro del marco de la convivencia constitucional y el marco internacional, en paz.

¿Qué le exigiría usted a la oposición actual? Lo imagino. La mayor unidad y/o “acuerdo” posible para “llegar al gobierno”. Opinión constante y movilización de masas permanente. Y cuando “llegue”, cuando sea gobierno: Un gobierno que cumpla con sus funciones, respetuoso y limitado y que rescate las instituciones, libre de deudas. Trabajo. Fuerzas Armadas Institucionales. Garantía y respeto a la propiedad privada. Seguridad. Educación de calidad. Impuestos moderados. Uso libre de la moneda. Libertad económica, política, social, religiosa, ideológica, de información, de expresión, de instituciones, grupos, asociaciones, etc. Administración de justicia eficiente y eficaz y justa y oportuna, rápida. Mercados abiertos y libres de reglamentaciones estatistas. Erradicación de la miseria. Privatizar activos y empresas estatales con participación nacional. Descentralización. Sistema de salud y previsión. Política exterior de paz y democracia plural. Complete la lista, por favor.

Recordemos que, generalmente, los cambios se dan cuando son asumidos y legitimados por los ciudadanos, impulsados por lideres identificados con ellos y con una visión de mejor porvenir para el pueblo; si algo esta faltando para un cambio hoy no es la voluntad de los ciudadanos porque se expreso clara y contundentemente en el pasado referéndum del 3D al decirle NO al proyecto socialista, comunista; cuanto falta, a mi manera de ver, es un proyecto que mueva a los ciudadanos, que estimule su imaginación y los entusiasme a ponerlo en practica ahora mismo, sin perdida de tiempo y lo inicien sus dirigentes. Hay que cambiar ya, ahora, a los gobernantes y la dirigencia política. ¿Esta la oposición actual en esta onda? ¿Cambiaremos este régimen con esta oposición? Dígalo usted.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.