31 marzo 2008

Espíritus libres

Por Nelson Maica C.

“No es justo que ni el individuo ni la familia sean absorbidos por el Estado; lo justo es dejar a cada uno la facultad de obrar con libertad hasta donde sea posible, sin daño del bien común y sin injuria de nadie”.
León XIII


¿Recordamos la Edad Media? Veamos. Edad Media es el término usado para referirse a un periodo de la historia europea que ocurrió, aproximadamente, desde la disgregación del Imperio Romano de Occidente, alrededor del año 466 d. c., Siglo V, hasta el Siglo XV, con la caída de Constantinopla en 1453 y, también, se dice que finalizó con la invención de la imprenta en 1450.

¿Recordamos aquello de “Espíritus Libres”? Veamos. Se denominó así a las “sectas cristianas” integradas por los llamados “Hermanos y Hermanas” que practicaban una especie de “comunitarismo ilimitado” entre ellos. Se notaron en Francia donde eran perseguidos; en Holanda y en Flandes. En Bohemia, después de la lucha de los husitas, quienes demandaron de la Iglesia Católica la igualdad de la comunión (en aquel entonces se le suministraba solo pan bendito a los feligreses y pan y vino a los sacerdotes), el lema fue “Un cáliz para el lego”, Peter Chelchicky, cristiano y dirigente político (1390-1460, Bohemia 1420-60, luego República Checa) exaltó una nueva conducta moral y social.

También allí había “sectas de prácticos”, llamados “libertinos directos”, los adamitas, conocidos como los “adamiani”, de similitud agnóstica, que preferían estar desnudos durante sus cultos de adoración, la desnudez ritual. Se consideraban imitadores de Adán y rechazaban el matrimonio.

Imposible referirnos a todas esas sectas. A esos “espíritus libres”. Existieron y, parece, que dan señales de vida aún en todos los pueblos. A estas alturas es muy difícil señalar con propiedad en cuál medida o grado desafiaron a las autoridades, a los estados, a los gobiernos, a los regímenes, a las leyes, a las costumbres, a la fe, a las religiones. Casi todas las “sectas” aseguraban y aseguran todavía que actúan bajo la palabra divina, autorizados por Dios, quien se los reveló y/o trasmitió de alguna forma o manera y, además, es su ser supremo.

Lo que se pone en evidencia es que en la Edad Media no se pudo producir una libertad racional, una libertad integral. A la postre, aparentemente, las personas más instruidas recordaron y retomaron el paganismo griego y romano y el humanismo del renacimiento y lo usaron como modelos de comparación, de evaluación y hasta de crítica. Se reencontraron con mitologías como la cristiana y redescubrieron sus dotes de perfección. Discurrieron sobre la fe y la no fe, hasta el punto de que muchos se emanciparon de toda creencia.

Apareció un escrito pequeño, titulado “De tribus imposioribus”, los tres impostores, Moisés, Cristo y Mahoma; también, François Rebeláis, sacerdote francés, quien preconiza “haz lo que quieras” y Etienne de la Boetie, 1530-1563, publicó el famoso discurso sobre la servidumbre voluntaria. Estas evidencias son muestras, pruebas, de la existencia de esos “espíritus libres”.

¿Dónde están y cuál lugar ocuparían y/o ocupan los “espíritus libres” en la Venezuela de hoy? ¿Lo permitiría el socialismo, comunismo que se pretendía implantar en Venezuela? ¿Estaríamos ante la presencia de una nueva “secta roja rojita” al estilo de los antiguos “espíritus libres”? ¿Cómo se explica el “sancocho” ideológico expresado en el “parto de los montes” reciente? Usted tiene la repuesta.

El “circo” mediático, hasta supuesto ganado y utilería alquilado, al mejor estilo Potemkin, montado por el “régimen” hace poco en el Estado Apure, muestra sus continuos efectos en San Fernando: poca o casi ninguna luz eléctrica, también; colas interminables en los bancos comerciales y para la adquisición de productos básicos; calles intransitables; horas y horas sin producir nada; todo quieto..., ”cuidando la beca, o la pensión, o la cesta ticket, o el crédito que no pagará, o los churupos de la cementera, o del contrato de cualquier tipo, o de la cuota de la cooperativa, etc, etc. “Pero todo sigue igual”, nadie arriesga nada. Algunos personajes tampoco honran sus deudas, igual que el “régimen”. Los que “chuparon ayer”... ”chupan hoy”... y “chuparán mañana”, y no pasa nada. Esa frontera bajo la supuesta custodia y extorsión de “otros y armados” y, supuestamente, protegidos por la autoridad local, sembrando el terror y la inseguridad por partida doble, “aquellos y estos”, la sociedad civil indefensa e impotente mientras está aislada y desorganizada y no pasa nada… ¿Cuándo pasará? Cuándo usted lo decida Y, ¿cuándo será eso?...en cualquier momento...
¿Espíritus libres?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.