11 marzo 2008

Llega, toca y lárgate

Por Roger Wolfe*

Es inútil, le dije.
Escribir.
Escribir es inútil.
Ya, me contestó.
Ya lo estaba yo pensando
el otro día.
¿Y a qué conclusión llegaste?
Pues eso. Lo que dices
tú. Que carece por completo
de sentido.
Sólo que...; bueno,
también poner ladrillos
es inútil.
Sirve para construir casas...,
y paredes. Paredones, también.
Quizá se trate de eso.
¿De qué?
Un oficio, joder, un
oficio. Ni más ni menos
que un oficio.
¿Como decía Pavese?
No, como Pavese no. Como ese músico
de jazz. ¿Te acuerdas?
Freddie Green.
Llega, toca, lárgate.


*Roger Wolfe, poeta, novelista y ensayista español nacido Westerham, Kent, Inglaterra, en 1962. Reside en España. Es un gran impulsor del realismo contemporáneo español representado en una obra que él mismo ha denominado como "Escritura total". Su primer poemario "Diecisiete poemas" 1986, fue seguido por "Días perdidos en los transportes públicos" 1992, "Hablando de pintura con un ciego" 1993, "Arde Babilonia" 1994, "Mensajes en botellas rotas" 1996, "Cinco años de cama" 1998, "Enredado en el fango" 1999 y "El arte en la era del consumo" 2001. Recibió el premio Anthropos en 1991 y el premio Ciudad de Barbastro de novela corta por "Fuera del tiempo y de la vida".

Cortesía de José Alberto Medina Molero

1 comentario :

  1. O sea, ¿algo como "vini, vidi, vinci"?

    ResponderEliminar

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.