08 junio 2008

ABC, Cacique

Por Nelson Maica C.

Cacique, término ampliamente usado por los venezolanos y familiarizados con el. En lo político se asocia con la forma de gobierno dominante en el desarrollo de los pueblos indígenas mas allá de los tiempos computados. Sobrevivió desde la colonización hasta el presente y paso de lo rural a lo citadino. Aun usamos el termino “cacique”.

La historia registra lo bravío de muchos de nuestros caciques indígenas en la defensa de sus territorios y cultura frente al colonizador. La figura del cacique fue muy importante en las sociedades antecesoras.

Algunas referencias nos indican que la palabra cacique es de origen arawak, lenguaje de las Antillas para Octubre de 1492 y con ella se distinguía a la persona que ejercía plena autoridad sobre un grupo de indígenas. Se presume encuadrado dentro de cierta estructura jerárquica de las relaciones políticas y, además, hereditario. Parece que existen algunas evidencias de que el cacique se distinguía, además, por sus destrezas en el trabajo, por su valor en la guerra, por pasar por pruebas severas que le ganaban respeto para el ejercicio de su jefatura. Cuanto no parece muy nítido es que concurriera siempre en el cacique venezolano el poder político y el religioso, chamánico y medico.

Brevemente se distinguen algunos aspectos con relación al rol de los caciques:
a. Los caciques dentro del imperio inca y del andino, organización estructurada con división de clases y esclavos.
b. Dentro de organizaciones de aldeas descentralizadas.
c. Dentro de los grupos étnicos itinerantes, caminantes, de acuerdo a la abundancia de alimentos y clima, básicamente.

Posiblemente el cacique venezolano llego a tener plena autoridad y, tal vez, despótica aunque autorizadas opiniones sostienen que los poderes del cacique eran limitados, con uso preferente de la persuasión y contaban con un grupo de ancianos asesores. Ante el peligro y/o guerra y mientras duraba tal situación se unían algunas tribus y escogían un jefe que los guiara y un consejo.

La llegada de los “descubridores” introdujo cambios importantes. Trataron de ganarse la confianza de los caciques mediante intercambio de regalos en las primeras de cambio; luego, instituyeron “los pueblos indígenas” o “reducciones” con sus respectivos caciques y/o gobernadores oficiales, nombrados cada año y reconocidos por las nuevas autoridades coloniales con atribuciones y reglamentos. Hubo limitantes: la autoridad colonial debía ratificar la elección; el cargo de cacique no podía ser ejercido por mestizos, ni mujeres.

Llegaron las Leyes de Indias. Trato preferencial para los caciques. Aprendizaje especial para sus hijos. Tenían que pagar los servicios que les prestaran otros indígenas. A los caciques se les llamaría “Don”. No debían ser enjuiciados por las justicias ordinarias. Costumbres basadas en la moral cristiana y prohibición de poligamia. Los caciques sugerían y/o nombraban los alcaldes y regidores de los pueblos indígenas. Existían los cabildos indígenas. En muchos casos eran guiados por los colonizadores. Algunos tratadistas sostienen que la denominación cacique fue una manera de adecuar la legislación europea a la nueva realidad encontrada.

Todavía posiblemente entendemos por caciquismo una forma particular en que se manifiesta el clientelismo político en las sociedades rurales con poco nivel de desarrollo e instrucción. Se puede caracterizar por la continuada influencia de una oligarquía local, conformada por unos líderes o caciques que desarrollan actividades políticas y administrativas sin estar dotada de investidura jurídica alguna. Son personalidades rurales de prestigio que se encargan de guiar a sus vecinos políticamente.

El caciquismo en las ciudades y zonas obreras es mas difícil pero aun se registran actuaciones basadas en sobornos, censos electorales defectuosos y promociones de candidatos de dudosa reputación. Pero hoy día cacique y/o caciquismo se asocia a un individuo que ejerce su liderazgo de una manera caprichosa, despótica, nepótica, autoritaria y totalitaria.

¿Conoce usted alguno? ¿Tiene un cacique y/o un caciquita en su casa, en su trabajo, en la alcaldía, en la gobernación, en el país? ¿Puede identificar alguno? Cuídese y este atento para cambiar el caciquismo por la democracia plural…

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.