08 junio 2008

Las caras de la revuelta

Por María Jesús Hernández





Daniel Cohn-Bendit

Icono de la protesta. Conocido como 'Dany el rojo', este anarquista de 23 años pelirrojo y desaliñado fue uno de los 'Ocho de Nanterre' que prendió la mecha al 'Mayo francés'. Tras encabezar la revuelta en la Soborna y ser detenido, el Gobierno aprovechó un viaje que realizó a Holanda para prohibirle la entrada al país. Volvió diez años después. Hoy es eurodiputado verde, y en su libro 'Forget 68' pide que se olviden las barricadas porque ya no existe el mundo contra el que se rebeló.

Alain Krivine y Alain Geismar




Figuras destacadas y voceros durante las barricadas. Geismar es un ex líder maoísta que, con motivo del 40 aniversario, también ha querido ofrecer su visión de los acontecimientos en el libro 'Mi mayo del 68'. Por su parte Krivine (en la imagen), que tras los acontecimientos pasó a trabajar de periodista en la publicación 'Rouge', ha sido hasta 2006 uno de los tres portavoces de la Liga comunista Revolucionaria, formación de extrema izquierda con ideas trotskistas.

Gilles Tautin



Aunque para la gran mayoría la revolución terminó con el mes de mayo, las primeras jornadas de junio también acogieron acontecimientos relevantes. El más importante: la muerte de Gilles Tautin, un joven de 17 años que se ahogó cuando trataba de escapar de una carga de los CRS el 10 de junio. Algunos testigos aseguraron que no sabía nadar y que la policía le obligó a tirarse al río.

Jean-Paul Sartre



Con una filosofía política propia, el escritor francés tuvo un papel destacado en las protestas: se solidarizó con el movimiento estudiantil entrevistándose con 'Dany el rojo', hasta llegar a convertirse en un portavoz más de la sublevación. El 19 de mayo fue aclamado por una multitud concentrada en la Soborna y alrededores. Con el final del Mayo Francés, decidió poner en marcha el periódico 'Libération', que recogía el espíritu del levantamiento universitario.

Alain Touraine



Este sociólogo francés fue uno de los defensores de los 'Ocho de Nanterre'. Tourine estuvo encargado de acompañar a Daniel Cohn-Bendit y a sus compañeros a la Soborna para luchar por sus derechos. También se sumó a las huelgas y protestas, pidiendo la reapertura de la universidad más importante del país galo. Estos acontecimientos han marcado una etapa de la obra de este prestigioso investigador, centrada sobre todo en los movimientos sociales.

Jacques Sauvageot



Dirigente de la UNEF (Sindicato estudiantil), fue detenido junto a Daniel Conh-Bendit por agitador. Ejerció como vocero en la sublevación y reivindicó el «poder estudiantil», «las tradiciones anarquistas» y «la autogestión de las empresas por los trabajadores», todo ello apelando al legado de «las revoluciones francesas del siglo XIX». Cuando todo terminó, se sumergió en la enseñanza.

Georges Sèguy



Líder de la confederación de trabajadores y miembro del Comité Central del PCF (Partido Comunista Francés), participó en la negociación de los acuerdos de Grenelle. Su actuación refleja el giro 'oportunista' que dio la formación comunista en torno al conflicto. El 7 de mayo Sèguy alertaba sobre los «elementos turbios y provocadores que denigran a la clase obrera acusándola de haberse aburguesado» (aludiendo a los estudiantes), y jornadas más tarde, —cuando los trabajadores se sumaron al levantamiento— el partido secundó y participó en las conversaciones con el Ejecutivo, con Séguy al frente.

André Glucksmann



Filósofo y ensayista francés de padres judíos, Glucksmann participó en Mayo del 68 como militante maoísta y simpatizante de la ultraizquierda. Pero las cosas y las ideas cambian: apoyó la candidatura de la derecha, encabezada por Nicolas Sarkozy, en las últimas elecciones generales francesas.

Charles de Gaulle



General, político, escritor y una de las grandes figuras de la historia contemporánea gala. Tuvo que afrontar lo que en un principio parecía una rabieta de niños malcriados. Tras diez años como presidente de la República, no le tembló la mano a la hora de ordenar represión contra los sublevados. Con Mitterrand en la oposición pidiendo su cabeza, De Gaulle disolvió las cortes y adelantó las legislativas, que ganó. Dimitió en 1969 y abandonó la política.

Georges Jean Raymond Pompidou



Trabajó mano a mano con De Gaulle. Se dice que fue él quien le propuso al presidente la disolución de la Asamblea Nacional, que resultó un golpe de efecto contra la izquierda. El entonces primer ministro fue el encargado de negociar con los sindicatos la mejora de los salarios, pero tuvo que renunciar a su cargo por cuestionar algunas decisiones del general. Pompidou se convirtió en presidente de Francia al dimitir De Gaulle, en 1969. Muere de cáncer en 1974 sin finalizar su mandato.

Cortesía de José Alberto Medina Molero

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.