24 febrero 2010

En la conciencia del castrismo, Orlando Zapata Tamayo, preso de conciencia

La muerte vive en la cárcel.

Ayer, 23 de febrero de 2010, la muerte cegó con su güadaña la vida de Orlando Zapata Tamayo en un calabozo sin luz de la Cárcel de Kilo 7 en Camagüey, conocida también con la irónica expresión "Se me perdió la llave".

Su delito: Criticar al gobierno cubano y defender los Derechos Humanos.

Arrestado en marzo de 2003 durante una cacería política emprendida por el gobierno de la Isla para perseguir, condenar y torturar a más de setenta disidentes cubanos, fue acusado de "desacato, desorden público y desobediencia", y sentenciado, en nueve juicios sumarios, a la pena de treinta y seis años de prisión.

Este hombre de 42 años de edad, declarado "preso de conciencia" por Amnistía Internacional, comenzó una huelga de hambre el pasado 2 de diciembre en reclamo de mejores condiciones carcelarias y de que no le mantuvieran en el área de los presos comunes.

Su protesta fue ignorada durante 83 días. Finalmente, la muerte logró vencer la resistencia de su cuerpo, pero la inhumana brutalidad del régimen castrista no consiguió doblegar la fortaleza de su espíritu.

Este triste acontecimiento debe hacernos reflexionar sobre lo que está ocurriendo en nuestro propio país. El ensañamiento del régimen chavista contra los presos políticos, venezolanos sin reconocimiento de sus derechos humanos, sin garantías procesales, sin respeto por sus vidas. Los abusos cometidos contra Franklin Brito, en huelga de hambre desde hace meses, ilegalmente privado de su libertad y de sus derechos.

Hay pocas diferencias entre la dictadura castrista y la dictadura chavista, pero todo apunta hacia una similitud absoluta.





1 comentario :

  1. ¡YO ACUSO DE HOMICIDA, A LA DICTADURA CASTRO CUMUNISTA!

    Amigas y Amigos: Ha muerto en una mazmorra de la dictadura castro-comunista, el preso de conciencia cubano Orlando Zapata Tamayo.

    Una vez más, el terrorismo de estado y el absolutismo visceral de una dictadura prehistórica y demencial ha cobrado otra vida de un opositor al régimen castrista.

    Orlando Zapata, es otra victima del castrismo, ha fallecido ayer 23 de febrero de 2010 en La Habana, Cuba, después de más de tres meses en huelga de hambre en reclamo a que se le trate como un preso político.

    ¡YO ACUSO DE HOMICIDA, A LA DICTADURA CASTRO CUMUNISTA!

    Los hermanos Castros y los cómplices son asesinos, porque sistemáticamente niegan que en la isla existan presos políticos. Orlando Zapata Tamayo es un ejemplo de sí hay presos políticos en la hondura de las mazmorras castro-comunista y que están en peligro de tener el final de Tamayo, porque están sometidos a torturas y a las puertas de la muerte.

    Todos los cubanos, incluyendo los amigos del régimen, saben que en Cuba se castiga por pensar diferente, que el gobierno persigue y coacciona a los que luchan por la libertad y la democracia en el archipiélago cubano.

    En estos tristes momentos para todos los cubanos y los defendedores de la libertad y la democracia, comedidamente quiero hacerles llegar a Doña Reina Luisa Tamayo, madre de Orlando Zapata Tamayo, y a los familiares y amigos la solidaridad y condolencias, así como el acompañamiento en el dolor, por la muerte del ser querido.

    Reciban un abrazo fraternal y los mejores pensamientos.

    ¡¡Abajo la dictadura castrista!!

    ¡Libertad para los presos políticos en Cuba!

    ¡No más silencio cómplice!

    Por Pablo Felipe Pérez Goyry
    Editor y Analista Socio-Político
    Contextus
    http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/2010/02/yo-acuso-de-homicida-la-dictadura.html

    ResponderEliminar

Exprésate libremente.
En este blog no se permiten comentarios de personas anónimas.